Reflexología Podal

La Reflexología Podal se basa en el principio que en los pies se encuentra la representación de gran parte de los órganos y las estructuras de nuestro cuerpo.

Estimulando ciertas zonas reflejas de los pies ayudamos a equilibrar el cuerpo. Realizamos un paseo a través de los diferentes sistemas comprobando si hay alguna alteración en la zona del pie que corresponde a una determinada zona refleja.

El masaje y la presión ejercida en los pies favorecen un excelente efecto sedativo y una sensación de bienestar. Ayuda a relajar las estructuras y favorece el sueño reparador y la eliminación de toxinas.

La reflexología es ideal a nivel preventivo y constituye un buen complemento para relajar la tensión y mejorar los problemas derivados del estrés.